Se acerca el invierno, época ideal para los juegos de mesa al lado de la chimenea

Ambientado en la archipopular saga de novelas de J.R.R. Martin, este juego es una evolución del Risk, sin apenas azar (no hay dados), en la que las 6 casas más importantes de Poniente (Stark, Greyjoy, Lannister, Tyrell, Martell y Baratheon) se enfrentan entre sí para conseguir la mayor influencia posible. Evidentemente, y como en la serie, vas a tener que aliarte con otras familias y, en el momento adecuado, pegarles el puñal para ganar tú. Delicioso.

Número de jugadores: De 3 a 6, pero el número perfecto es 5 (más o menos jugadores se hace birria).

Tiempo por partida: Entre 2 y 3 horas

Desarrollo de la partida:

Pongamos el número óptimo de 5 jugadores. Según las instrucciones, habría que dejar fuera a los Martell, pero mi equipo de testeo y yo hemos comprobado que el juego se hace más equilibrado si se deja la casa de Dorne y se deja fuera a los Greyjoy, ignorando la existencia de su capital, Pike (los Greyjoy son un desmadre de buenos).

El tablero es el mapa de Poniente, muy parecido al de Inglaterra, con las distintas provincias separadas por unos límites. Cada casa empieza con un caballero, un soldado y un barco (salvo Baratheon, con dos barcos), establecida en su capital (las de los libros/serie) y con una provincia. A lo largo de los turnos se pueden reclutar más tropas para conquistar más provincias (la mayoría están vacías al principio del juego, y no ofrecen resistencia. En cada una de ellas puede haber tres simbolitos diferentes: castillo, corona o barril. Gana o bien el jugador que al final de un turno tenga 7 o más provincias con castillo; o bien aquél que, en el décimo y último turno tenga más provincias con castillo. Sencillito.

Para conquistar provincias con algún rival en ellas tienes que enfrentarte a él usando una suma de tus tropas en la provincia de la que atacas y un general. Cada jugador tiene 7 cartas, con los personajes de los libros, con un número: 0 "“ 1 "“ 1 "“ 2 "“ 2 "“ 3 "“ 4. Ese número es el añadido de fuerza que el general en cuestión proporciona a las tropas en una determinada batalla: por ejemplo, el monstruoso Gregor Clegane aporta 3 más de fuerza, pero el vejestorio de Ser Rodrik Cassel sólo añade 1. Y luego, cada general tiene habilidades especiales. Claro que, cuando usas una carta la descartas hasta que hayas jugado las 7, así que el 3 y el 4 no se pueden desperdiciar. La gracia del juego radica en que en esos combates pueden intervenir terceros con sus tropas: pueden ser tropas de uno de los contendientes en una frontera, o de otro jugador, que apoyará según su conveniencia a una u otra facción. Y es muy divertido ver volar puñales, o azuzar para que acaben con tus enemigos.

A grandes rasgos, es así. Evidentemente, tiene mucha más miga, con cartas, ataques de los salvajes y muchas otras cosas, pero no quiero aburriros. Tremendamente divertido y recomendable, sobre todo para los fans de la serie.

Pros:

"“ Es tremendamente interactivo y divertido, los puñales vuelan y las alianzas cambian cada turno. Especialmente recomendable para los devotos del Catán, del que es una evolución.

"“ El peso del azar es muy bajo.

"“ La ambientación es inmejotable (salvo porque Cersei Lannister, el mejor personaje de la serie, es una basura en el juego)

"“ Aunque a priori pueda parecer repetitivo, no lo es en absoluto: puedes adoptar diferentes estrategias. Ganará el que mejor manipule a sus títeres.

Contras:

"“ Es muy, muy largo, lo que a veces es un inconveniente.

"“ Para que sea divertido, tiene que haber 5 jugadores exactamente. Aunque es un juegazo, esto lo limita para algunos grupos de amigos.

Esta semana

    Síguenos en Facebook