Land Tax Control en Legacy

Hace ya algo más de un año que el Impuesto sobre las tierras ya no está prohibido en Legacy. Inmediatamente después de anunciarse la noticia, con el furor especulativo que caracteriza a este juego, el precio de la carta subió astronómicamente casi de inmediato, a pesar de que no estaba claro dónde podría encajar. Efectivamente, salvo alguna copia aislada en Miracles y cosas así (y solo al principio), no vio ningún juego, con lo que volvió a las cifras iniciales (this is Magic).


 

 

Sin embargo, es una carta que tiene potencial, y es que, de dispararse la habilidad, es un Ancestral Recall por turno. Vale, sí, son tres tierras básicas, pero son tres cartas aun así. Sobre todo si vuelven a la biblioteca a cambio de otras mediante Brainstorm, Jace o, sobre todo, Estantería de pergaminos. Eso mismo pensó Luis Scott-Vargas, el cual tuvo el valor de diseñar un mazo a su alrededor. Para más información tiene colgado un vídeo de una partida en su cuenta de Youtube. He aquí su lista:

 

 

4 Brainstorm

4 Force of Will

1 Daze

1 Spell Pierce

2 Entreat the Angels

1 Jace, the Mind Sculptor

4 Enlightened Tutor

4 Land Tax

3 Scroll Rack

1 Sensei's Divining Top

4 Counterbalance

1 Detention Sphere

1 Dark Tutelage

1 Back to Basics

1 Rest in Piece

1 Pithing Needle

2 Porphyry Nodes

1 Moat

1 The Abyss

 

3 Mox Diamond

2 Chrome Mox

4 Flooded Strand

2 Polluted Delta

1 Tundra

1 Underground Sea

1 Swamp

3 Plains

5 Island

 

Sideboard

2 Porphyry Nodes

1 Pithing Needle

1 Spiritual Focus

1 Rest in Piece

1 Energy Flux

1 Seal of Cleansing

1 Circle of Protection: Red

1 Engineered Plague

1 Aura Fracture

2 Spell Pierce

1 Stifle

1 Misdirection

1 Jace, the Mind Sculptor

 

Lo primero que hay que decir es casi una obviedad: el mazo gira en torno a Land Tax, tanto en su funcionamiento como en la configuración de maná. Si nos vamos a esto último, veremos que la baraja cuenta con ¡17 tierras! Sí, sí, como una Canadian. Por motivos obvios, hay muchas básicas (9; es importante tenerlo en cuenta de cara a saber cuántas quedan para buscar), y 6 fetches, que servirán para barajar la porquería que dejemos encima con la Scroll Rack. Ahora bien, también existe un complemento de 5 moxes (tres de diamante y dos de cromo, no los cinco de siempre), para tener maná sin necesidad de demasiadas tierras. Hay que darse cuenta de que con un solo maná y un Land Tax no podríamos vivir y chechenear, mientras que un oponente con dos manás puede jugar perfectamente: Goyf, Confidente, los trasgos y los tritones, etc.


 

Pero no solo la base de maná está configurada alrededor del encantamiento, sino también la baraja. En primer lugar, porque Vargas incluye cuatro copias como cuatro soles de Tutora inspirada, asegurando así una mano de Land Tax prácticamente siempre. Y claro, eso hay que aprovecharlo: nada más y nada menos que con ocho artefactos y encantamientos con una única copia en la baraja. Son distintas hojas de una navaja suiza: Rest in Piece, contra el cementerio en general; Dark Tutelage como generador de ventaja de cartas contra control; Detention Sphere para eliminar amenazas concretas u hordas de tokens; el siempre versátil Trompo; Aguja medular contra, por ejemplo, planeswalkers como Jace y Liliana; Back to Basics, para reventar las bases de maná; o Moat y The Abyss, que contra muchas barajas de bichos es prácticamente partida. Muchas de estas cartas son inútiles contra algunos emparejamientos, por lo que no dolerá nada utilizarlas como carnaza para el Mox de cromo (hoy, en aberraciones magikeras, cómo usar un Moat como llanura artefacto).


 

 

Sin embargo, hay otros artefactos y encantamientos de los que, a pesar de ser tutoreables, no hay una sola copia: Nodos de porfiria, Estantería de pergaminos y Counterbalance. Los Nodos, una carta infravaloradísima, servirán para mantener la mesa calmadita mientras vamos a nuestro rollo de Land Tax. Nota del árbitro: se carga bichos con velo y protección, ya que no hace objetivo. La Estantería de pergaminos, por su parte, es casi tan importante como el Land Tax, puesto que con ella pondremos las tierras básicas que busquemos con ese encantamiento, para luego volver a buscarlas al turno siguiente, y conseguir así Ancestrals recurrentes. Normalmente, dos Land Tax son un desmadre, pero a veces interesa robar como un degenerado e incrementar la mano en 6 cartas cada vez (más la de la fase inicial). Ahora bien, la Estantería también tiene otros usos: ser un pseudo-Trompo con el Counterbalance, proteger cartas frente al descarte o colocar Entreat the Angels en el top para lanzarlo en un futuro (normalmente vía Trompo o Brainstorm).


 

Sin embargo, no todo el monte es orégano. La baraja cuenta solamente con tres finishers: dos Entreat the Angels y un solitario Jace para utilizar su habilidad de -12. Mi humilde impresión (no soy LSV) es que son pocos; aventuraba por ahí un individuo en que tal vez no estuviera de más un solitario Helm of Obedience (por lo menos de banquillo), y más cuando hay cuatro tutoras para localizarlo.


 

El sideboard sigue la misma filosofía de las bombas tutoreables. Así, hay varias copias solitarias de encantamientos y artefactos muy específicos, pero absolutamente reventadores: Energy Flux contra Affinity y Mud o Aura Fracture contra Enchantress (ésta me parece excesiva). Luego tiene cosillas más generales como los Nodos (contra mazos de bichos) o Spell Pierce (contra control/combo) para sustituir las balas de plata (todos esos encantamientos de los que hay una copia).


 

Poco más puedo comentar, salvo que me parece un mazo cuanto menos interesante al contar con cartas tan dentro del formato como Back to Basics o The Abyss. Dejo el link a uno de los vídeos que subió Vargas, que luego permite enlazar a otros:

 

http://www.youtube.com/watch?v=8SlZmOS-pLM

 

 

 

L M M J V S D
 4
56711
12131418
19202125
262728 

Esta semana

    Síguenos en Facebook