Si recibes un Ikigami, te quedan 24 horas de vida. ¿A qué hay que dedicar ese último día? ¿Cómo afrontarlo?

Ikigami, de Motorō Mase

Ed Panini

Ikigami, de Motorō Mase, es uno de los mangas que más fuerte están sonando últimamente, y viene a plantearnos, en cuatro números de los que se editaron ya dos (aquí, pero también en Japón), una ficción donde para controlar un estado de bienestar definitivo, el gobierno establece una vacuna general, para toda la población, y en el proceso de vacunado cuela, de modo aleatorio, un veneno mortal que deriva en la muerte del individuo al llegar a determinada edad. La estadística demuestra a ese gobierno que la incertidumbre de muerte trae como consecuencia un descenso de la delincuencia o la asociabilidad. Es el "pequeño" sacrificio para alcanzar el grado perfecto de bienestar social.

Sobre este marco, Ikigami desarrolla las pequeñas historias de aquellos que son avisados formalmente de su muerte en 24 horas, como efecto del veneno (eso es un Ikigami, el aviso administrativo de que mañana te toca, y mala suerte). Historias que desgraciadamente caen en los tópicos en vez de desarrollar cuestiones complejas. No obstante, la calidad formal y lo interesante (que no novedoso) del planteamiento convierten este manga en lectura entretenida, y al tiempo propone reflexiones sobre nuestro presente y hacia donde deriva.

¿Y tú, qué harías si te revelan que en 24 horas vas a morir?

L M M J V S D
 25
678
13141519
20212226
272829 

Esta semana

    Síguenos en Facebook