Veinte años de Arabian Nights

Resulta bastante curioso comprobar cómo funciona todo el aparato márketing – distribución de Magic ahora y cómo lo era cuando el juego estaba dando sus primeros pasos. Según datos oficiales, Regreso a Rávnica ha sido la expansión más vendida de la historia, seguida de Innistrad y de Avacyn Restituida. Todas ellas salieron a la venta en tiempos de crisis, lo que dice mucho de las estrategias de promoción. Cuando la primera expansión de Magic (más allá del juego básico de Alpha y Beta), Arabian Nights, salió a la venta en diciembre de 1993, causó furor y se vendió como gofres en Príncipe. Tal es así que en enero de 1994, hace hoy 20 años, se agotó y dejó de fabricarse; por ello, lo sobres que en un inicio se vendían por dólar y medio, su precio en verano ya había alcanzado los 5 (actualmente, ronda los 500 – 600 eurales, pero ya es otro tema). Hoy por hoy, por el contrario, de expansiones que se venden mucho como Regreso a Rávnica o Theros se imprimen planchas y planchas hasta agotar la gallina de los huevos de oro.


Arabian Nights fue la primera expansión de Magic, basada en la célebre obra árabe “Las mil y una noches”. Tenía 78 cartas que se vendían en sobres de 8, en los que solo había infrecuentes y comunes de desigual frecuencia (las infrecuentes que aparecían en menor proporción eran las consideradas “raras”, como el Juzám Djinn) En aquel entonces, el juego era caos y muchas cuestiones que hoy damos por evidentes no existían. Por ejemplo, no había formatos, lista de restringidas y prohibidas o torneos semanales. Incluso había que apostar una carta al azar de la baraja en cada partida que jugaras, lo que llevó a que algunas cartas interactuasen con ello (por ejemplo, Jeweled Bird). Es ya conocida la anécdota esa de que tampoco se había diseñado símbolo de expansión, por lo que en un primer momento se planteó el cambiarle el reverso a todas las cartas a un color morado, aunque afortunadamente no salió adelante. Más alejadas del dominio público están ya estas otras particularidades tipográficas: por un lado, ciertas comunes, como Bird Maiden o Piety, presentan dos versiones que se distinguen por el tono del círculo con el maná incoloro, dado que los impresores todavía no tenían la experiencia suficiente; por otro, algunas cartas como Juzám Djinn o El-Hajjâj llevan tildes o apóstrofes, pero no los encontramos en el propio nombre – el formato aún no lo soportaba – sino en las referencias a sí mismas dentro del propio texto.


Ciudad de bronce

Arabian Nights nos trajo varias tierras importantes, de las que tres son las más destacables: Library of Alexandria, Bazaar of Baghdad y City of Brass. La primera, restringidísima, es la considerada décima carta del Pack, y hace referencia a la que fuera una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, la Biblioteca de Alejandría, en Egipto. La segunda, que los jugadores de Dredge le piden año tras año a los Reyes Magos para Legacy, es el mercado de una de las grandes ciudades del antiguo imperio árabe, y hoy en desoladora situación, Bagdad, capital del actual Irak. Pero... ¿y la City of Brass, la tierra no básica más reeditada de la historia? Pues esta, amigos míos, queda muy cerquita: en Andalucía. Bueno, no toda ella. Me explico. Según las Mil y una noches, la Ciudad de Bronce es una especie de Eldorado ubicado en medio del Sáhara en el que se ocultan grandes tesoros. Se la puede reconocer por dos gigantescas y lujosas torres doradas de bronce andalusí (de muy buena calidad), que hacen que parezcan fuegos gemelos. En el trasfondo de Magic, esta ciudad está protegida por los hombres de latón que, curiosamente, en su versión carta bajan y se enderezan por maná incoloro, a todas luces antisinérgicos con su tierra.

El viaje de Simbad

Uno de los cuentos más populares de la recopilación es el de Simbad el marino. En realidad, son muchas historias sobre este navegante árabe que salió al océano en busca de nuevas tierras. Además de la propia carta de Simbad, muy acorde con su ambientación (que se jugó al ser reeditado en Time Spiral para dragar con él), en Arabian Nights hay varias referencias a sus descubrimientos: la isla de Wak-Wak, en la que los hombres volaban al comer una extraña fruta llamada “Wak”; el pez-isla Jasconius, del cual Simbad se salvó de milagro cuando se sumergió (nota: el nombre “Jasconius” no es de las Mil y una noches, sino del mito del monje irlandés San Brandán); o el valle de diamantes, una peligrosa montaña cubierta de joyas, pero cuyos saqueadores morían antes de poder llevarse nada (de ahí el cadáver en la ilustración).

Ogros y áspides

Algunas de las criaturas de Arabian Nights tienen nombres raros, que parecen de lugares a  los que nunca más se hizo referencia en otra carta. Normalmente, son palabras en árabe que tienen que ver con lo que es esa criatura:

  • Cuombajj Witches: “Cuombajj”, en árabe, significa “corruptas”, en referencia a que también te dañan a ti.
  • Ghazbán Ogre: “Ghazbán” quiere decir “traicionero”, lo que define muy bien a este bicho tan fresco. Fresco en el sentido de “pilingui”, no de bueno.
  • Hasran Ogress:  “Hasran” es lo que vendría siendo “feo” u “horroroso”, lo que le viene que ni pintado a esta ogra con verrugas y pelos en el sobaco.
  • Hurr Jackal: “Hurr” se refiere al barranco o desfiladero. No hay regeneración que valga.
  • Junún Efreet: “Junún” significa “canalla” o “despreciable”, como este bicho que nos roba los manás.
  • Juzám Djinn: “Juzám”, relacionado con “Junún”, es ya tirando a “malvado”; desde luego, el dibujo de la carta y el impacto en mesa en temporadas anteriores daban buena cuenta de este adjetivo.
  • Kird Ape: “Kird” es “jungla”; de ahí la afición por los bosques de este simpático monito que estuvo prohibido en extendido.

 

La normal familia de Garfield

Desde luego, las comidas familiares de Richard Garfield, creador del juego, tienen que ser un espectáculo. Lo digo porque no solo pero sí especialmente en esta expansión encontramos homenajes a parientes en forma de cartas. El más famoso es el tío Herman en el Erhnam Djinn, pero también están la mujer Lily Wu en el Wyluli Wolf, la hermana Elizabeth en el Ifh-Biff Efreet (era su mote de pequeña), la madrina Wendy en el Ydwen Efreet, el padrino Jamie en el Mijae Djinn y la suegra en la Sorceress Queen, aunque el dibujo se confunció y pasó a la Hasran Ogress. Bueno, esta última creo que no...


L M M J V S D
 4
56711
12131418
19202125
262728 

Esta semana

    Síguenos en Facebook