Reseña de la obra de Didier Comès

Guión y dibujo: Dieter Comès

El de Comés es un nombre conocido para los degustadores de cómics europeos. Obras como Silencio o La Belette son clásicos de los ochenta de un autor que antepuso su poderosa personalidad a cuestiones comerciales. Dieter Comés es un autor con un poderoso mundo propio, arcano, rural, femenino y mágico. Es, también, un autor que mima sus trabajos, de obra escasa que parece macerar lentamente hasta que, finalmente, ésta le pide a su autor salir afuera en forma de álbum de historietas.

La Última Partida es su retorno tras seis años de silencio. En la segunda guerra mundial, un novato soldado americano debe mantener su puesto de vigilancia en Las àrdenas (lugar recurrente en Comés): un agujero a los pies de un crucifijo. Pero allí mismo descubrirá que no está solo, pues tres fantasmas lo acompañan: una calavera tuerta, un uniforme prusiano sin cuerpo que no hace ascos a la bebida, y un profesor que se manifiesta como un Jesús en la cruz.

El trío juega su partida de cartas, conversa con cuervos, entabla amistad con el pobre soldadito, y tiñen de magia y cierto surrealismo bandarra y deslenguado un relato sobre los horrores de la guerra.

La curiosa trama luce en los pinceles del autor galo, que mantiene un diálogo de luces y sobras contrastadas de inspiración expresionista, que sabe ser sugerente antes que descriptivo y que sigue fiel a su dominio del blanco y negro.

L M M J V S D
123
891011121314
15161721
2223242728
293031 

Esta semana

    Síguenos en Facebook